single

Critica de Los Increíbles 2

Los Estudios de Animación Pixar son expertos en enamorarnos con cada nueva película que nos ofrecen y han sido vistas por tantas generaciones que no es extraño ver en las salas de cine más adultos que niños, y para la secuela de los Increíbles 2 la cual es estrenada 14 años después, pues como es bien conocido a Pixar le encanta jugar con la nostalgia,tal como lo hizo con Toy Story 3 y Monsters University, así que se espera que el fenómeno en taquilla sea monumental.

Dicen que las segundas partes nunca fueron buenas, pero es algo que no aplica en las películas de Pixar, así que cuando ya estén en sus asientos listos para ver esta segunda parte que nos hizo esperar 14 años, los que tuvimos la oportunidad de ver la primera en el cine no tengan la menor duda de que van a salir tan emocionados y enamorados como lo salieron de la primera, ya que la película dirigida por Brad Bird es más que una película para entretenerse, en las primeras escenas sin duda alguna es como si el tiempo no hubiera transcurrido y jamás te hubieras parado de esa sala esperando una continuación.

A pesar de conservar su esencia se vuelve una historia moderna que combina los roles familiares deshaciendo los típicos estereotipos, sin duda alguna la espera valió la pena ya que Brad Bird escogió la mejor historia para traer a la familia Parr de vuelta.

La trama comienza donde la dejamos en el año del 2004 después de que el villano subterráneo hace su aparición y la familia decide entrar en acción, al ver esto el magnate Winston Deavor con su hermana Evelyn deciden reclutar a Frozono, Elastigirl y Mr. Increíble para ayudarlos a recobrar sus vidas de superhéroes, pero para que esto pueda suceder la primera que tendrá que entrar en acción será Elastigirl dejando a su esposo a cargo de sus hijos y los deberes del hogar, donde tendrá que luchar con una adolescente con un corazón roto y cambios de humor, un niño que no entiende las matemáticas y un bebé que esta descubriendo sus súper poderes.

Todo esto junto con un diseño de personajes y escenarios impecables que nos vuelve a transportar a las películas de los sesenta acerca de espías y superhéroes, se puede apreciar el ambiente de la post-guerra que se tenía en Estados Unidos en aquella época, esto combinado con el maravilloso score de Michael Giachinno, quien en cada trabajo nos entrega el corazón al componer la música para una película, regresa para encargarse de la banda sonora como ya lo hizo en la primera entrega.

Es una película donde papás e hijos se van a poder identificar con uno que otro momento, donde los adultos podrán recordar lo que pasaba cuando alguien te gustaba siendo un adolescente, al igual lo que es enfrentarse a los problemas de matemáticas con sus hijos y que ninguno entienda que esta pasando.

Una película altamente recomendada, llena de momentos intensos y divertidos, con personajes nuevos, al igual que los antiguos como Edna Moda que harán que te salté el corazón cuando los vuelvas a ver, pero sin duda alguna una de las mejores cosas es ver la interacción entre Bob y su bebé Jack Jack.

Google+ Linkedin Pinterest