single

Son películas que han dado de qué hablar por la manera de abordar el tema LGBT en las pantallas mexicanas.

La otra familia (Dir. Gustavo Loza, 2011):

Después de ser abandonado durante tres días por una madre adicta al crack, a Hendrix, un niño de siete años, lo encuentra una amiga que lo entrega a una pareja homosexual. Mientras que a la madre la obligan a seguir un tratamiento de rehabilitación, su amante, un traficante de drogas, intentará sacar partido del niño vendiéndolo a un matrimonio que acaba de perder a su bebé.

Reconocemos que este filme fue muy taquillero y que puso el debate sobre la paternidad homosexual en las conversaciones. Jorge Salinas y Luis Roberto Guzmán interpretan a Jean-Paul y José María, una pareja que tiene que cuidar del pequeño Hendrix, un niño que vive el tormento de tener una madre drogadicta. La película se rescata ante su corazón, aunque se distrae con muchas líneas argumentales.

El cielo dividido (Dir. Julián Hernández, 2006)

Gerardo y Jonás se reencuentran porque se han buscado; en una primera mirada se descubren cómplices añejos. De ahí una cita, otra, el hotel, la universidad, las discotecas, la intimidad, los besos, la piel, el reencuentro, la fusión, la cama, la regadera… la sensación de permanecer contra la distancia, contra el tiempo, los va fusionando nuevamente, como en un rito perenne obligado a repetirse, para mantener la continuidad de los acontecimientos vitales. Su historia de amor se interrumpe con la aparición de Bruno, quien se convierte en el nuevo objeto del deseo de Jonás.

Todo el mundo tiene a alguien menos yo (Dir. Raúl Fuentes, 2012)

Es la historia de Alejandra, una mujer de treinta y tantos años que conoce a María, una hermosa adolescente de dieciséis. Se enamoran y viven un tórrido romance. El problema es que Alejandra es una persona sumamente aprensiva y fuertemente convencida de cómo deberían ser las cosas. Quiere transformar a María en una especie de espejo de ella misma, pero María es una adolescente curiosa y de alguna manera quiere vivir su propia vida.

Google+ Linkedin Pinterest